Malabares y equilibrios en torno al texto de un prisionero del estallido social

Por Josefina Márquez

El video comienza con una cita a Simbología de la revuelta, del historiador y ensayista italiano Furio Jesi (1941-1980).

La mayor parte de aquellos que participan en una revuelta deciden comprometer su propia individualidad en una acción cuyas consecuencias no pueden conocer ni preveer.

“Este trabajo corresponde a un examen y está situado al final de un proceso de formación online de circo contemporáneo, denominado Semillero, efectuado aproximadamente durante cinco meses mediante un laboratorio de creación de la compañía de circo La Cuarta Estación”, cuenta Cristóbal Quiñones Tudorovic, realizador de la producción rodada en el Centro Experimental Perrera Arte.

“Las disciplinas circences que se utilizan en el trabajo son el equilibrio de manos y verticales, y la manipulación de la vara, denominada staff. Todo esto acompañado de secuencias de danza y teatro físico. Las verticales provienen de disciplinas asociadas a la gimnasia, mientras que el staff, como es conocido mundialmente, es la manipulación de vara o bastón. Está dentro de la rama del malabarismo y enfocado al teatro objeto. Esta disciplina tiene orígenes milenarios, tanto para el uso de autodefensa, como para la caza, la danza o la meditación. Actualmente la empleo dentro de la corriente artística del flow art, que combina elementos disuasivos, visuales y de danza acrobática”, explica Quiñones.

Apenas se observan los primeros movimientos, una voz en off se filtra en el relato. Se trata del testimonio poético y filosófico de un preso político del estallido social, que lee su texto desde alguna celda o patio de Santiago 1.

Me desplazo en sentidos amplios

Quiero seguir siendo el dueño de mis actos y sus consecuencias hasta el último momento

Hablaré de mi condición de preso político

Lo último que escribí en esta libreta me golpea con el codo nada más abrirla

Me duele ver como le piden ayuda al Estado para calmar su dolor, cuando el Estado es el guardián del modelo

Aquí he entendido mi pequeña posición, incluso dentro de mi propia vida

Soy yo el dato anecdótico entre las salidas y entradas que el caos ejecuta contra lo existente

Hay crisis, hay hacinamiento, hay dolor aquí y afuera.

Cristóbal Quiñones se desplaza de un lado a otro sin perder el centro de su movimiento. El bastón es a su vez el punto de equilibro, de fuga y contracción de cualquier maniobra con el cuerpo.

“Estas técnicas han sido aprendidas mediante diferentes maestros dentro de mi formación personal pero también autodidacta”, explica el alumno de Semillero, que con este video, con este examen acrobático y audiovisual, cerró un período académico alternativo de indagación y crecimiento.

X