“Colores nuevos”, Carolina Holzapfel Trío invita a reírse de los discursos antiguos

Carolina Holzapfel nos introduce a través de su piano virtuoso con influencias evidentemente doctas, líricas que sin tapujos se aventuran desde lo femenino hacia terrenos disonantes en el mundo dantesco de estos tiempos. Desde su teclado, la performática artista dispara de manera honesta, cruda, siempre con humor e irónica, e invita constantemente al otro a reconocerse en las letras con cierto asombro y una sonrisa. El piano y la voz se amalgaman perfectamente al bajo de Pablo Contreras y la batería de Raúl Díaz. El resultado: pop dramatic rock de mujer intensa.

“Perturbador descubrimiento: hay alguien en mí que insiste en pensar que no puedo ser feliz: ‘¡Nooooo! Eso es para otros y otras. Para mí no. Yo que soy rara, dañada. Yo que no puedo’. Aquel discurso se mueve silencioso y subterráneamente atento al autoboicot y aparece solapado pero certero cada vez que se siente amenazado con perder el control”, reflexiona Carolina Holzapfel a propósito del tema “Colores nuevos”. “Porque parte de la felicidad conlleva la pérdida de control, el dejarse caer al abismo de la libertad y abrirse a todas las posibilidades. El amor es un salto al vacío. Voy a decir esto muy tranquilamente: tienes derecho a ser feliz”, agrega la pianista.

“Holzapfel no dice una sino varias verdades poéticas. Es sin duda una buena mezcla de ingredientes en una performance que te cachetea en la batida coctelera de la Perrera Arte”, anota Antonio Becerro, curador del Tercer Encuentro Internacional de las Artes, L’Arts 2017, muestra en la que se grabó este video.

Fotografía fija: Gonzalo Goya



X